viernes, 22 de febrero de 2013

CONCILIACIÓN


...    y si resulta que me pierdo tantos momentos suyos que acabo transformada por la rabia. Si sufro porque cada poro de mi piel cree en la crianza y quiere estar pegado a cada poro de la suya.
Si ella me ha convertido en mejor persona y lo notan todos menos ella, porque le cojo cansada, con la jornada laboral retumbando en mi cabeza, los problemas acechando y las tareas domésticas agolpándose, mientras yo simulo que nada de esto me importa.

¿QUÉ ESTOY HACIENDO?
Lo que la mayoría: trabajar, conciliar y amar con locura. 
Conciliar. Se le ha pegado un poco de cinismo a esta palabra.
Conciliar sin ayudas; conciliar contenta por conservar un trabajo, aliviada por poder pagar la hipoteca. 
Conciliar limpiando la casa, haciendo la colada, leyendo e informándote para no cometer muchos errores. Conciliar paseando con tu pequeña para que se siga pareciendo a aquella época dorada de ¡16! semanas.
Conciliar queriendo cuidar tu cuerpo, mimar tu imagen, alimentar tu cerebro, sorprender a tu pareja, cenar sano, jugar más y mejor, hacer realidad tus proyectos, buscar un buen destino para las vacaciones,colgar la dichosa balda, disfrutar de las grandes amigas, prepararle la mejor comida.Conciliar, conciliar, conciliar todas las semanas hasta que lleguen las vacaciones, mientras está enferma, cuando llevas una temporada de las duras.

Conciliar eludiendo el agotamiento por no dormir; consiguiendo que sea un tema de conversación gracioso en la oficina, notando las subidas de leche en mitad de una llamada, deseando tenerla al pecho YA  sabiendo que quedan tres horas más. Aguantando el tipo, el jefe y el café de la máquina.
Agilizando una reunión poco productiva convocada a una hora irrespetuosa y escuchando cómo dicen al final con una sonrisa condescendiente: - Ala, ya te puedes ir a conciliar.
- ( #@@#¡!| )Vete tú a ...



Buen viernes y feliz descanso tras  semana especialmente agotadora conciliando.












4 comentarios:

Yaneth dijo...

Ojalá se cumpliera la definición real de conciliar. Ojalá algún día se pueda hacer de manera que podamos darles a nuestros hijos todo lo que queremos de nosotros. Ojalá... ;)
Un abrazo

Patricia Esteban Ruiz-Espejo dijo...

Hola mamá luchadora!

Me gusta tu blog; te he dejado un premio en mi rinconcito,
http://tresenfamilia.blogspot.com.es/2013/02/premio-best-blog-gracias.html?m=1

Un abrazo!

Canela y Bach dijo...

Tendremos que seguir poniendo todo de nuestra parte para conseguir ofrecer lo mejor a nuestros hijos. Estoy contigo Yaneth, ójala se cumpla pronto! U
Un abrazo

Canela y Bach dijo...

¡¡Madre mía qué ilusión Patricia!
Soy novata pero novata en esto y es una bonita sorpresa leer tu comentario.
Mil gracias. Voy ahora mismo a tu rinconcito!