domingo, 25 de mayo de 2014

Segundo embarazo: prisa, amores, diferencias



El segundo embarazo no consta de 40 semanas; no,es una sucesión vertiginosa de semanas, ecografías y citas médicas que temes olvidar, emociones encontradas, cansancio infinito, ternura presente para la maravilla de hija que tienes y por adelantado para el bebe que está por venir.


Así han pasado 37 veloces semanas. Se escribe poco sobre los segundos embarazos, con la lógica de que al haber pasado una vez por ahí, no hay mucho que contar. ¡Pero es tan diferente del primero !


Desde el test positivo hasta hoy he convivido con muchas preguntas y emociones que no se me pasaron por la cabeza con el primero como: ¿se puede querer tanto a otra persona? ¿fue tan cansando el embarazo anterior? ¿cómo puede ser que no tenga tiempo para pensar nombres?  o el sentimiento de estar haciendole una faena a la hija que ya tengo,  la sensación de culpa por no cuidarte igual, la incredulidad ante los kilos que se van sumando alegremente, la emoción al darte cuenta de que viene otro bebe y la certeza de que te vas a enamorar de nuevo...




Y así me veo a tres semanas del día D. Apoyada ya por las hormonas, con ganas de oler a bebe, de teta y de parir.Preparándome para el parto que no tuve con mi primera hija, confiando en que va a ser diferente, en que no habrá urgencias, ni nenonatos, ni vuelta a casa sin mi bebe... dejando atrás el miedo y sacando lustre al mamífero que soy. 
Sintiendome ya madre pero a la vez con la curiosidad de como será ser mama de dos. Pensando ( que no haciendo) en las últimas compras y relajada tras un insitnto de nido tremendo ( y una renovación de cocina y suelo dificiles para quienes han tenido que agunatarme), con un despiste impresionante, un sentimiento de amor que me desborda varias veces al día, la tripa baja ( o alta, o en punta, o muy grande o muy pequeña según quien opine) y feliz esperando a mi segundo hijo. Sabiendo que no siempre es fácil pero que es de todos modos maravilloso. Anticipando la revolución emocional que está por venir, pregunándome qué transformaciones se darán esta vez y queriendo estar a la altura de este prodigio una y otra vez.

Con ganas de poder compartir de nuevo y contenta de volver a escribir.


3 comentarios:

mirari dijo...

qué guay volver a leerte!!! qué poquito queda para que salga ya el bb... estoy segura de que le querràs igual o màs, pues el amor hacia los hijos es exponencial, no vas a restar nada a la peque, todo serà compartido.
serà ninya o ninyo?

Mamá Merlin dijo...

Es cierto que poco se habla del segundo embarazo, yo sí espero hacerlo (si lo tengo) porque con el primero no escribí, encontrar las diferencias que marcaron uno y otro, volver a sentir esas pataditas y malestares tan divinos, y digo divinos, porque luego esto pasa y es una etapa realmente intensa y maravillosa, donde experimentamos muchas cosas y emociones. Felicidades!!

Avencia dijo...

Estoy deseando saber como ha sido ese segundo parto y esa segunda lactancia. Y espero que el inicio está vez fuera completamente distinto, en casa y tranquilos!