jueves, 29 de agosto de 2013

El paso a su cama



Del colecho a su cama rompiendo expectativas.

El paso a paso de una transición sorprendente.


 





Durante 16 meses hemos dormido juntos los tres. Ya comenté en su momento que el colecho fue todo un descubrimiento que me pilló desprevenida.
Una experiencia preciosa. Además, a mí me ayudó a mantener la lactancia materna sin esfuerzo y contribuyó a que las noches con ese bebé que no duerme del tirón (porque no voy a mentir: mi pequeña no ha dormido del tirón en todo este tiempo) sean más llevaderas.





Y sucedió que pasados los 16 meses tuve dos sensaciones: que mi pequeña no descansaba bien con nosotros y que yo necesitaba recuperar un espacio mayor en la cama, la luz de la mesilla para leer un ratito a la noche y la complicidad con mi hombre.
No sabía cómo íbamos a decidir el paso a su cuarto pero yo por defecto, ya había imaginado que sería complicado.Complicado.



Así que durante estas vacaciones fuimos a IKEA una mañana y le contamos que íbamos a por su cama.


SECUENCIA:

Viernes: compra y presentación del producto: -Mira preciosa, qué camita vas a tener en tu cuarto. Alaaa.

Sábado: Montaje y prueba de producto: - Cariño, tu camaaaa. A lo que mi niña respondió subiendo contenta, dándole besos entusiasmados .La "panca", le llama.
Le acosté y cuando se despertó la llevamos a nuestra cama no porque llorase sino porque me lo pedía todo mi ser.
A la noche siguiente cuando se despertó fui a su cuarto y le dí el pecho. Se quedó hasta la mañana. Algo agradablemente novedoso.


Y ya está. Sin dramas. Le acostamos en su panca. Ella se despierta por la noche y llama: “mamá, teta”. Le doy, se gira cuando acaba y a seguir durmiendo.

Además, ahora hago dos cosas que me encantan: leer un cuento antes de dormir y taparle al darle un beso antes de acostarme.






Duermo mejor, más descansada y ella ahora se despierta una sola vez. Pero sobre todo, está contenta con su nuevo espacio.

Y todo esto me recuerda que no hay que crearse muchas expectativas (positivas o negativas) con apenas nada. La maternidad ayuda a romper moldes rompe moldes.

Me doy cuenta también de que estaba yo mucho más preocupada que ella; lo cual significa que tengo mucho que aprender en eso del “sabersoltar”.

Y por seguir con cosas bonitas,os dejo parte de  una selección de camas con dosel que encontré en decopeques y me inspiró.



cama infantil natural dosel 500x716 Camas infantiles con Dosel


 cama infantil vintage dosel Camas infantiles con Dosel





cama dosel sandberg 500x620 Camas infantiles con Dosel





8 comentarios:

planeandoserpadres.com dijo...

¡Eso sí que es tener éxito en el proceso! Y me ha gustado tu técnica de hacerla partícipe de la decoración y montaje, quizás esa haya sido la clave para que aceptase el cambio tan felizmente.

Sindara Mum dijo...

ay que emocionante! se nos hacen mayores tan pronto... y que a gustito vas a dormir, aunque la echarás de menos....

Avencia dijo...

La envidia me corroe! Jajajaja El mio tiene 12 meses, pero yo ya siento que necesito mi cama, mi espacio, mi descanso, mi marido! Estoy lista para la transición, pero creo que mi bebé no lo está... A ver si pronto veo señales y me animo a seguir tus pasos!

Eunate E. dijo...

Pues quizá si tuvo que ver algo el hacérle partícipe...es verdad que cuanto más´contemos con ellos, mejor salen las cosas.
¡Gracias por hacerme caer en la cuenta!

Eunate E. dijo...

la echamos mucho de menos amiga Sindara... muuuucho. Pero a la vez, desues de tanto tiempo, tiene su punto recuperar ese espacio y esos momentos. Y ahora espero con ganas la noche que duerma del tirón.Ayyyy

Eunate E. dijo...

Jejeje Avencia. Sé bien de esas ganas de recuperar..de todo! Seguro que en un tiempo estás tú también dando envidia a otra mamá,,,

wendieland dijo...

a mî no me molesta en la cama, solo que me despierta demasiado aûn... hicimos como vosotros, ikea a por una cama y ella sûper contenta papâ me ha hecho una cama, luego se mete en su cama y se levanta y "mamâ, tetita", y despuês... "en vuestra cama", pues eso... lo peor ya te digo despertarse mil veces, AÜN, por lo demâs nos encanta tenerla con nosotros. pero sî que yo creo que estoy ya en el lîmite y el paso se harâ obligado al final...

Eunate E. dijo...

Un par de meses después "visita" nuestra cama de vez en cuando y hay días que la pide desde el principio y ¡nosotros encantados! pero también es verdad que se agradece dormir un poco mejor y recuperar espacio.Besos