martes, 27 de agosto de 2013

Vuelta a la ilusión




Hemos vuelto; mi ilusión y yo nos volvemos a encontrar. 

Después de una larga temporada fuera de juego, he podido aceptar que mientras una se dedica con  fascinación (sueño, dudas y amor desmedido) a ser madre, la vida sigue y a veces, pasan cosas trascendentes, que nada tienen que ver con ese momento pleno que estás viviendo como mamá pero tienen una importancia que no puedes ignorar. Y algunas de esas cosas importantes, son feas, difíciles de digerir y un poco crueles. 

Bueno, pues ya está. Aprendido queda. A veces no hay más remedio que gestionar todas esas cosas que para ti son periféricas, que no tienen nada que ver con tu pequeña, con sus primeros pasos, las muelas, el destete o el cambio a la cama.
Mientras suceden estas grandes hazañas hay un montón de otras cosas que te pueden pasar y no tienen porqué ser buenas precisamente.
Mientras organizas con ilusión las primeras vacaciones juntos, los menús de la semana o la caja para guardar juguetes, pueden vivirse en paralelo momentos tristes, procesos complicados que cuesta un triunfo sacar adelante.

Y se hace; mejor o peor pero se hace. Rozas la locura, te entretienes con la ansiedad y no te acabas de creer que puedan convivir tan ricamente sentimientos tan opuestos.
Pero sí, pueden y sobre todo, se puede superar.

Pues eso, que ya estamos de vuelta.




3 comentarios:

Avencia dijo...

Bienvenida! Te hemos echado de menos... Y espero que los trances difíciles de la vida se hayan superado y digerido lo mejor posible. Animo!

Sindara Mum dijo...

Bienvenida! mucho ánimo con la vuelta, tu nena te lo hará sobrellevar mejor, seguro!

Eunate E. dijo...

Chicas, ¡qué ilusión leer vuestros comentarios!
Me he acordado con cariño de vosotras en este tiempo.
Besos