domingo, 11 de noviembre de 2012

BABY LED WEANING: Step by step



Yo creo que hay que ir pasito a pasito, recordando que durante el primer año de vida, el alimento principal es la leche materna o artificial si no.

Creo que es fácil, muy fácil, acabar demasiado pendiente del tema de las comidas y hacer que se conviertan en algo complicado donde nuestro pobre baby no entiende a qué vienen esas caras largas, esas miradas ansiosas a una cosita redonda que llaman plato; se cruzan las miradas los papás y acaban haciendo el diagnóstico: ¿ha comido bien? pregunta uno de ellos, y con suerte ( mala para el bebé) incluso se cuentan las cucharadas:
- Qué va, responde el otro, seis cucharadas nada más. Digo seis por decir, porque mejor no caer en los mililitros...
-Pues insiste un poco más, que seguro que tiene hambre. Ignorando que nuestro pequeño está dando la espalda al plato, a la comida y ¡quién se lo iba a decir: al padre, o madre, de sus amores!, rechazándola con todo su ser porque las dos veces que  ha empujado amablemente la cuchara que se le acercaba, nadie le ha hecho caso.

-A ver, prueba tú. Y vueeelta con la cucharita otra vez.
Bebé nervioso, papá nerviosísimo y mamá muy preocupada porque no come. 
Esto en el mejor de los casos.

Así que insisto, a mí me resulta útil recordar estas dos cosas: que la leche continua siendo su alimento principal y que la alimentación complementaria tiene sobre todo un componente educativo. El bebé va probando distintos sabores y texturas y se relaciona con la comida de una forma positiva.
Más cosas que dice la teoría:
-  Tiene que poder sentarse  erguido, es una señal de que está preparado.
- Ofrecerle la comida en lugar de dársela.
- Elegir alimentos que sean fáciles de coger. Al principio comerá lo que le sobresalga del puño.
- No distraerle ni meterle prisa cuando come !a nadie nos gusta!
- Como para muchas otras cosas, nunca dejarle solito mientras come.

 A lo que hay que añadir el buen rollo que da sentarse con los tuyos a la mesa y disfrutar de un rato juntos.


Hablando de disfrutar:  hoy, Domingo por la mañana, todo el día por delante. Mi hombre, mi pequeña y yo. Los tres sentados en la mesa sin que nadie se encargara de dar de comer al otro ( hubiera sido perfecto si llego a dormir un poco más...), sonrientes cada uno con su tostada.

Pues eso, que hay que ir paso a paso y teniendo claras las cuestiones principales.
Sobre todo, seguir disfrutando de cada momento juntos y terminar las comidas con una gran sonrisa.
¡Aquí dejo un testimonio!




4 comentarios:

lanavedelbebe dijo...

Increible, que cara, que sobrisa y que felicidad :) Y es que es cierto, lo básico es que su alimento sigue siendo la leche, yo es que veía esas peleas que tenían otras mamás con sus niños de "va, una cucharada maaaaaaas" "este poquito o no ves la tele" y pensaba que eso no podía ser así, que tenía que haber otro método! :D

Canela y Bach dijo...

Ya verás qué bien lo haceis. tiene suerte tu pequeña de contar con una mama con tanto sentido común!!
Mil gracias por tus comentarios.
Abrazo

Avencia dijo...

Que ojazos tiene tu pequeña!! Yo también hago una versión adaptada del babt led weaning! No come de mi plato, porque me gusta comer muchas cosas que todavia él no puede y la trona es muy cómoda! Pero él a su aire aunque despues limpiar sea un rollo...

Canela y Bach dijo...

¡¡Gracias!! Los ojos son gracias a su papi..
Si es verdad que el tema de limpiar es la parte menos agradable ¡se esparce por toooodas partes!
Besos